Envíos gratis a partir de 50€

600 973 888

El artículo ha sido añadido.

¡Obtén un 20% de descuento!arrow_drop_up

La verdad sobre el esmalte semi-permanente

  • person Viviana Velasco Bustamante
  • calendar_today
  • comment {0 comentarios

En estos días, en los que andamos a mil por hora y valoramos cada segundo, esta posibilidad suena tentadora. Pero es clave aprender a usarla y no abusar de ella.

Si le gusta llevar las uñas arregladas, seguro sabe lo difícil que es mantenerlas así. Una manicura que promete permanecer dos semanas intacta, con el mismo brillo con el que salió del salón, suena a algo que solo ocurre en un mundo ideal. Un esmalte normal suele durar una semana, y por lo general, termina siendo una decepción de cuatro días.

 

Prevención y cuidados

Muchos dermatólogos afirman que una dieta pobre y poco balanceada altera las uñas, por eso recomienda una alimentación rica en calcio y en vitaminas A y B, para tenerlas más resistentes, ya que todos los esmaltes pueden producir deshidratación.

En el caso de un esmalte semipermanente, el producto es más opaco y la capa más gruesa que la de uno normal, lo cual hace que la uña tenga mayor dificultad para respirar. Sin embargo, si el esmalte es de buena calidad y usted usa aceites diariamente para mantener las manos hidratadas, nada grave va a ocurrir.

Existe mucho desconocimiento sobre el esmaltado de larga duración (que, equivocadamente, llamamos "permanente", ya que puede y debe quitarse). Hay quienes dicen que tiene efectos graves en la piel y que puede dañar la cutícula. En realidad, pasar por este proceso de vez en cuando no le hace daño a nadie. Como todo en la vida, cualquier exceso es malo.

Hay que empezar por en- tender que no es una manicura que se pueda hacer y quitar en casa. Además, para evitar que se dañen las uñas, debemos escoger muy bien el lugar en el que nos las van a pintar y la calidad del esmalte: hay marcas que garantizan la salud de las uñas, como Organic Nails, CND Shellac, Essie Gel y GelColor O.P.I.

Nuestro expertos en uñas, de DVibett Nails recomiendan no hacerse más de tres manicuras de este tipo seguidas, tomarse un descanso y no usar esmalte después de retirar el semipermanente, para dejar respirar las uñas.

¿Cómo se aplica?

En DVibett Nails  hacemos una manicura en seco para evitar que la uña esté húmeda en el momento de poner el producto. El procedimiento dura entre 30 y 45 minutos.

Se aplican cuatro capas y cada una pasa por luz led, durante 30 segundos, para secarse. La última no es de esmalte, sino un revestimiento brillante.

En la aplicación del esmalte es importante el estado de la uña. Hay que limarla lo justo y necesario (con una lima muy suave), para no eliminar capas valiosas , solo el brillo.  En DVibett Nails aseguramos que el proceso se puede hacer en uñas de todas las extensiones, pero lo ideal es que sobresalga del dedo, al menos dos milímetros, porque hay que sellar el esmalte en laterales y puntas.

No es secreto que los rayos UV pueden ser perjudiciales para la piel. Sin embargo, la exposición de cada mano a esta luz es muy corta (alrededor de un minuto y medio). La Academia Americana de Dermatología recomienda usar protector solar en las manos para prevenir el cáncer de piel y el envejecimiento prematuro. Esto ayudará a proteger sus manos de la radiación ultravioleta utilizada para sellar el esmalte.

Cómo se quita?

Es importante no dejarse el esmalte más de dos semanas. Las puntas y la base estarán desgastadas para ese momento y serán el espacio propicio para el cultivo de hongos y bacterias, ya que puede colarse agua y mugre, y generar una infección. Por lo tanto, después de 15 días, regrese al salón para que remuevan esas tres capas de color.

El esmalte semipermanente se quita poniendo en cada uña un algodón empapado de removedor de la misma marca –que normalmente tiene un porcentaje muy bajo de acetona y que es diferente al que usamos en casa–. Hay que dejar que actúe por 7 minutos, durante los cuales cada dedo debe estar envuelto en papel aluminio o pinzas especiales . Después de este tiempo, la capa puede quitarse fácilmente con un palito de naranjo o empujadores de cutículas.


Un esmalte no es de la mejor calidad cuando no es fácil de retirar. Puede requerir acetona más pura, que es más abrasiva, y el uso de instrumentos más fuertes, que eliminan capas de la uña natural, así se usen con cuidado.


Componentes de los esmaltes

Los esmalte y geles son 3 free, este término es utilizado para designar los esmaltes y geles que son libres de ciertos componentes que, usados a gran escala, podrían perjudicar la salud de aquellas personas en las que son aplicadas.

Los compuestos de los esmaltes y geles están totalmente libres en:

DBP o Ftalato de dibutilo: Químico que hace que el esmalte de uñas sea flexible.

Touleno: Líquido incoloro que se utiliza como disolvente.

 Formaldehído: Químico que ayuda a endurecer las uñas